28 de mayo – Día de acción por la acción de la salud de la mujer

“Les comparto hoja informativa con motivo  al  “28 de mayo – Día de  acción por la acción de la salud de la mujer” , dedicada al tema del embarazo en menores de 15 años y violencia sexual, parte de las acciones  en genero, juventud y salud que estamos trabajando en República Dominicana en alianza con sociedad civil.”Indiana Barinas

“El tema mas difícil, aquí, es la prevención primaria (prevención de la violencia y también prevención con AC) PERO SOBRE TODO LA PREVENCIÓN SECUNDARIA Y TERCIARIA, ES DECIR EL ABORTO!!!! Leer mas

Ley 7.388 de procedimiento de adopción en el Chaco

Señor Presidente:

La Comisión de Legislación General, Justicia y Seguridad ha estudiado el proyecto 2837/13-de ley, establece el Procedimiento de Adopción en la Provincia del Chaco-, y por las razones que dará el miembro informante ACONSEJA la aprobación del siguiente proyecto:

 

LA CÁMARA DE DIPUTADOS DE LA PROVINCIA DEL CHACO

SANCIONA CON FUERZA DE LEY

REGULA PROCEDIMIENTO DE ADOPCION   

TÍTULO I

DISPOSICIONES GENERALES

 

ARTICULO 1º:Objeto. Esta Ley tiene por objeto establecer el procedimiento de Leer mas

Al son de la mediación

Al son de la mediación

 

I – Inicio

Comienzo a escribir y es inevitable evocar el run run y el son de las calles de la Habana Vieja, esos adoquines, las pinturas proliferando en cada rincón, un viejo habanero fumando su purito, sonriendo y saludándome al sacarle una foto a la escultura de Antonio Gades.

Me da nostalgia, alegría y un deseo tremendo de caminar nuevamente por esas calles angostas y leer en los pizarrones de los bares ofreciendo “moros cristianos”. Comenzar en “El Floridita” y recorrer la calle Obispo hasta ver aparecer nuevamente el malecón y el mar. Leer mas

Irá a prisión de 1 a 4 años quien promueva el trabajo infantil

Irá a prisión de 1 a 4 años quien promueva el trabajo infantil

Por unanimidad, el Senado convirtió en ley un proyecto que tipifica como delito no excarcelable la contratación de menores de 16 años. Se exceptúa a los padres o tutores de los chicos.

Artículo Original

Quien promueva el trabajo infantil en cualquier rincón del país será pasible de ser castigado por la Justicia con penas que van de 1 a 4 años de prisión. Esto es lo que fijó la ley que ayer sancionó el Senado (Diputados la votó en 2012) y que ahora debe ser promulgada por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

La norma incorpora un nuevo artículo al Código Penal argentino (el 148 bis) para establecer que irá a la cárcel la persona que “aprovechare económicamente el trabajo de un niño o niña en violación de las normas nacionales que prohíben el trabajo infantil”. Como la pena que se fija es superior a los 3 años de detención, el delito que quedó tipificado es no excarcelable. Leer mas

Modificación al Código Penal – Gran logro

CODIGO PENAL Ley 26.791 Modificaciones. Sancionada: Noviembre 14 de 2012 Promulgada: Diciembre 11 de 2012
El Senado y Cámara de Diputados de la Nación Argentina reunidos en Congreso,
 etc. sancionan con fuerza de Ley: ARTICULO 1° — Sustitúyense los incisos 1º y 4° del artículo 80 del Código
Penal que quedarán redactados de la siguiente forma: Artículo 80: Se impondrá reclusión perpetua o prisión perpetua, pudiendo
aplicarse lo dispuesto en el artículo 52, al que matare: 1°. A su ascendiente, descendiente, cónyuge, ex cónyuge, o a la persona
con quien mantiene o ha mantenido una relación de pareja, mediare o no convivencia. 4°. Por placer, codicia, odio racial, religioso, de género o a la orientación
sexual, identidad de género o su expresión. ARTICULO 2° — Incorpóranse como incisos 11 y 12 del artículo 80 del Código
Penal los siguientes textos: 11. A una mujer cuando el hecho sea perpetrado por un hombre y mediare
violencia de género. 12. Con el propósito de causar sufrimiento a una persona con la que se
mantiene o ha mantenido una relación en los términos del inciso 1°. ARTICULO 3° — Sustitúyese el artículo 80 in fine del Código Penal, el
cual quedará redactado de la siguiente manera: Cuando en el caso del inciso 1° de este artículo, mediaren circunstancias
extraordinarias de atenuación, el juez podrá aplicar prisión o reclusión de ocho (8) a veinticinco (25) años. Esto no será aplicable a quien
anteriormente hubiera realizado actos de violencia contra la mujer víctima. ARTICULO 4° — Comuníquese al Poder Ejecutivo nacional. DADA EN LA SALA DE SESIONES DEL CONGRESO ARGENTINO, EN BUENOS AIRES,
EL DIA CATORCE DE NOVIEMBRE DEL AÑO DOS MIL DOCE. — REGISTRADO BAJO EL Nº 26.791 — BEATRIZ ROJKES de ALPEROVICH. — JULIAN A. DOMINGUEZ. —
Gervasio Bozzano. — Juan H. Estrada. Leer mas

Nueva ley de crímenes considerados de género

Diputados aprobó en segunda vuelta y por unanimidad la ley que castiga los crímenes considerados de género, lo que incluye tanto a mujeres como personas trans. La pena indicada es la perpetua, mayor que la condena por homicidio, fijada entre 8 y 25 años, pero mantiene el mismo criterio que en los casos en que el homicidio tiene el agravante de tratarse del cónyuge. El proyecto había tenido media sanción de Diputados en abril pasado, y en octubre, al pasar por el Senado sufrió modificaciones que devolvieron el expediente a la Cámara de origen. Diputados insistió en su propio proyecto. “En realidad el Senado no modificó el proyecto, sino que lo reordenó, y en ese reordenamiento se perdió el agravante por lesiones. Nosotros ahora lo reincorporamos”, dijo a Página/12 la diputada del FpV Diana Conti. Leer mas

Campanha Contra Alienação Parental‏

Prezado (a)


A Sociedade Brasileira de Psicologia Jurídica apoia Campanha Contra Alienação Parental. A Campanha Permanente de Combate à Alienação Parental foi lançada na última sexta-feira (12/10), por ocasião do Dia da Criança, com o tema Alienação Parental é abuso psicológico que maltrata crianças e adolescentes. Essa é uma iniciativa da Ordem dos Advogados do Brasil, seccional Rio Grande do Sul (OAB/RS), por meio da Escola Superior de Advocacia (ESA), e em parceria com a Associação Brasileira Criança Feliz (ABCF).
Leer mas

ASUNTO: FP02-V-2008-001235 – RESOLUCIÓN Nº PJ084201100083

 

ASUNTO: FP02-V-2008-001235.
RESOLUCIÓN Nº PJ084201100083
“VISTOS”
PARTE DEMANDANTE:

Ciudadano: JOSÉ RAFAEL NIÑO RONDÓN, venezolano, mayor de edad, de este domicilio y titular de la Cédula de identidad Nº 11.723.559.
APODERADA JUDICIAL DE LA PARTE DEMANDANTE: Ciudadana: MARIA ELENA SILVA CONDE, abogada en ejercicio e inscrita en el I.P.S.A. bajo el Nro. 33.807
PARTE DEMANDADA: Ciudadanas: ZULISMAR YAMILETZY Y YOSELYS MARÍA NIÑO ROQUE, venezolanas, mayores de edad, de este domicilio y titular de las cédulas de identidad Nos. 19.333.273 y 26.225.821, quienes para la fecha en que se dictó sentencia objeto de revisión eran adolescentes.

MOTIVO: REVISIÓN DE SENTENCIA DE OBLIGACIÓN DE MANUTENCIÓN
PRIMERA
ACTUACIONES DE LA PARTE ACTORA.
En fecha 21 de julio de 2008, el ciudadano JOSÉ RAFAEL NIÑO RONDÓN, interpuso ante este tribunal demanda de REVISIÓN DE SENTENCIA DE OBLIGACIÓN DE MANUTENCIÓN, en contra de las ciudadanas ZULISMAR YAMILETZY Y YOSELYS MARÍA NIÑO ROQUE, quienes para la fecha en que se dictó sentencia objeto de revisión eran adolescentes.

DE LA AUDIENCIA DE JUICIO
En fecha 22 de Febrero de 2011, tuvo lugar la audiencia de juicio.

SEGUNDA
DE LA COMPETENCIA DEL TRIBUNAL.
Que la competencia de este Tribunal de Protección la determina la residencia de las ciudadanas ZULISMAR YAMILETZY Y YOSELYS MARÍA NIÑO ROQUE, quienes para la fecha en que se dictó sentencia objeto de revisión eran adolescentes, la cual está situada en esta ciudad, tal como lo establecen los artículos 453 y 177, parágrafo primero, literal “d” de la Ley Orgánica para la Protección de Niños, Niñas y Adolescentes quien para la fecha en que se dictó la sentencia que se pretende revisar era adolescente. Y ASÍ SE ESTABLECE.
Que la pretensión de Revisión de sentencia de obligación de manutención se fundamenta en el artículo 456 parágrafo Tercero de la Ley Orgánica para la Protección de Niños, Niñas y Adolescentes y se cumplieron durante el proceso todos los lapsos procesales legales correspondientes para su validez.

Estando dentro de la oportunidad legal para decidir la controversia, este Tribunal pasa hacerlo sobre la base de las siguientes consideraciones:

DE LA PRETENSIÓN PROCESAL.
Alega la parte actora que se fijo una Pensión de Alimentos, por demanda que le hiciera la ciudadana: ZULMA ELENA ROQUE, venezolana, mayor de edad, civilmente hábil, titular de cédula de identidad personal Nº 10.461.380 y con domicilio, en el Barrio el Mirador, sector Cuyuni, calle Principal, casa Nº 7, del Municipio Autónomo Heres, de ciudad Bolívar, a favor de las adolescentes: YOSELYS MARIA Y ZULISMAR YAMILETZY NIÑO ROQUE, las cuales procrearon durante la unión concubinaria, y en la que ZULISMAR YAMILETZY NIÑO ROQUE, ya es mayor de edad, (21) años de edad , la ciudadana, YOSELVYS MARIA NIÑO ROQUE, que cumplió 19 años en fecha 12 de mayo del 2010, la cual esta embarazada y próxima a dar a luz su segundo hijo y vive junto a su concubino, separado del domicilio de su madre, la ciudadana ZULMA ELENA ROQUE, venezolana, mayor de edad, civilmente hábil, titular de la Cédula de Identidad personal Nº 10.461.380.
Que de igual situación tiene la primera y cabe destacar que ninguna de las dos (2) están estudiando y debe constituir una presunción grave a favor de su persona y en contra de las beneficiarias, el hecho cierto de que en tanto años han buscado demostrarle al tribunal si estan o no estudiando.
Que por todo lo antes expuesto solicito se decrete Medida Preventiva de Suspensión de las Medidas de Embargo que pesan sobre el sueldo y demás beneficio en beneficio de su representado.
Que en fecha Veinte (20) de Septiembre del año 1999, el Extinto Juzgado Primero de Menores del Primer Circuito de la Circunscripción Judicial del Estado Bolívar, dictó sentencia definitivamente firme, en la causa signada con el Nro. 4807, en la cual fijó el monto de la pensión de alimentos a favor de sus hijas en la cantidad de VEINTE POR CIENTO (20%) del sueldo devengado por el demandado.
Que para el momento que se fijó la pensión de manutención para sus hijas ZULISMAR YAMILETZY Y YOSELYS MARÍA NIÑO ROQUE, por el Extinto Juzgado Primero de Menores del Primer Circuito de la Circunscripción Judicial del Estado Bolívar, eran adolescentes, siendo que han adquirió la mayoría de edad, es decir, ya cuentan con veintidós (22) años de edad y diecinueve (19) años de edad respectivamente, y no se encuentran cursando estudios universitario ni de ninguna otra clase, haciéndose procedente la extinción de la obligación de manutención que tiene con sus hijas ZULISMAR YAMILETZY Y YOSELYS MARÍA NIÑO ROQUE, adicionalmente que el mismo no solicito en la debida forma la extensión de la obligación de manutención a su favor, es decir, antes de cumplir los dieciocho (18) años de edad.
Que así pues siendo que ya sus hijas son mayores de edad, no cursan estudios, lo que le permite proveerse medios, laborar y sustentarse por sí mismo, es por lo cual solicitó la REVISIÒN DE LA PENSIÓN DE MANUTENCIÓN, y en consecuencia pide que se declare extinguida la misma, por haber adquirido ya la mayoría de edad sus hijas, ZULISMAR YAMILETZY Y YOSELYS MARÍA NIÑO ROQUE, además ya que el mismo no solicitó la extensión de la Obligación de Manutención en la forma prevista en la ley, antes de cumplir (18) años de edad, y ya estas cuentan con veintidós (22) años y diecinueve (19) años de edad respectivamente.
Que por las razones antes expuestas, de conformidad con en el artículo 456 parágrafo Tercero de la Ley Orgánica para la Protección de Niños, Niñas y Adolescentes, solicitó se declare la extinción de la obligación de manutención respecto a sus hijas ZULISMAR YAMILETZY Y YOSELYS MARÍA NIÑO ROQUE, quienes para la fecha en que se dictó sentencia objeto de revisión eran adolescentes, por haber alcanzado la mayoridad.

Por cuanto la parte demandada no compareció sin causa justificada a la fase de mediación de la audiencia preliminar, este Tribunal de juicio presume como ciertos los hechos alegados por la parte demandante en el libelo de la demanda, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 472 de la Ley Orgánica para la Protección de Niños, Niñas y Adolescentes.

HECHOS CONTROVERTIDOS.
Quedaron controvertidos los hechos relevantes dirigidos a determinar si los supuestos conforme a los cuales se dictó la decisión objeto de revisión fueron modificados para determinar si puede o no suprimirse el monto de la obligación de manutención que había sido fijado mediante la sentencia definitiva que se pretende revisar, alegados por la parte actora y presumidos como ciertos por la no comparecencia sin causa justificada de la parte demandada a la fase de mediación de la audiencia preliminar.

El objeto de la pretensión es la supresión del monto de la obligación de manutención fijado por el extinto Juzgado Primero de Menores del Primer Circuito de la Circunscripción Judicial del Estado Bolívar, en sentencia de fecha 20 de Septiembre de 1999, a favor de sus hijas ZULISMAR YAMILETZY Y YOSELYS MARÍA NIÑO ROQUE, quienes para la fecha en que se dictó sentencia objeto de revisión eran adolescentes, debido a que la obligación que tenía el ciudadano JOSÉ RAFAEL NIÑO RONDÓN, respecto de sus hijas ZULISMAR YAMILETZY Y YOSELYS MARÍA NIÑO ROQUE, se extinguió de pleno derecho, por haber alcanzado la mayoridad las beneficiarias de la misma.

En el caso sub iudice, el problema de relevancia jurídica se plantea en la necesidad de determinar dentro de los límites de la controversia, conforme a la pretensión propuesta por la parte demandante y las defensas o resistencia del demandado, la existencia o no de la obligación de manutención que debe cumplir el padre obligado y si dicho monto puede o no ser suprimido mediante la presente sentencia.

Para la solución del presente problema, es importante determinar dentro de los límites de la controversia:
1) si está o no probado el vínculo paterno filial entre el obligado demandante y las beneficiarias y si las beneficiarias de la obligación de manutención fijada en la sentencia objeto de revisión, ha alcanzado o no la mayoridad y padecen discapacidades físicas o mentales que le impidan proveer su propio sustento, o se encuentren cursando estudios que, por su naturaleza, les impidan realizar trabajos remunerados, a los fines de determinar la existencia o no de la obligación de manutención del demandante y la competencia del tribunal
2) si está o no fijado judicialmente el monto de la obligación de manutención mediante sentencia definitiva o había sido acordado o convenido voluntariamente por las partes y homologado por el tribunal y,
3) si los supuestos conforme a los cuales se dictó la decisión objeto de revisión sobre manutención fueron modificados.

Ahora bien, la obligación de manutención corresponde a los padres respecto de sus hijos o hijas que no hayan alcanzado la mayoridad, y es de obligatorio cumplimiento por disposición de la Ley, tal como lo establece el artículo 366 de la Ley Orgánica para la Protección de Niños, Niñas y Adolescentes:

“Artículo 366.Subsistencia de la obligación de manutención. La obligación de manutención es un efecto de la filiación legal o judicialmente establecida que corresponde al padre y a la madre respecto de sus hijos e hijas que no hayan alcanzado la mayoridad. (…omissis…)”.

Del artículo antes señalado, se observa que la obligación de manutención es un efecto de la filiación, en consecuencia, basta la existencia del vínculo filial para que por disposición de Ley, exista igualmente la obligación de manutención de los padres respecto de sus hijos que no hayan alcanzado la mayoridad.

Así mismo, el artículo 383 ejusdem, expresa:

“La obligación de manutención se extingue:
a) por muerte del obligado u obligada o del niño, niña o del adolescente beneficiario o beneficiaria de la misma;
b) por haber alcanzado la mayoridad el beneficiario o la beneficiaria de la misma, excepto que padezca discapacidades físicas o mentales que le impidan proveer su propio sustento, o cuando se encuentre cursando estudios que, por su naturaleza, le impidan realizar trabajos remunerados, caso en el cual la obligación puede extenderse hasta los veinticinco años de edad, previa aprobación judicial.”

En consecuencia, para que la parte actora pueda pedir la ejecución de la obligación de manutención del obligado, conforme a las reglas de la distribución de la carga de la prueba, debe probar:
1) Su minoridad y su vínculo paterno filial con el obligado, (Arts. 366 y 383 literal b de la L.O.P.N.N.A.) o;
2) Si ha alcanzado la mayoridad, además de su vínculo paterno filial con el obligado, que padezca discapacidades físicas o mentales que le impidan proveer su propio sustento, o que se encuentre cursando estudios que, por su naturaleza, le impidan realizar trabajos remunerados para que el Juez pueda extender la obligación de manutención hasta los veinticinco años (Arts. 366 y 383 literal b de la L.O.P.N.N.A.).

Ahora bien, si se demandare la revisión del monto o de una sentencia definitiva o acuerdo homologado judicialmente sobre obligación de manutención en la cual se haya fijado el monto de la obligación de manutención a favor de un adolescente a favor de un adolescente y éste alcanza la mayoridad antes o después de iniciado el proceso de revisión, y no se hubiere alegado en la demanda la extinción de la obligación de manutención, cabe preguntarse:
¿Dónde debe plantearse la extinción de la obligación de manutención del obligado producida de pleno derecho por haber alcanzado la mayoridad el o la adolescente beneficiaria de la misma?
¿La extinción debe ser alegada en el expediente de origen donde se dictó la sentencia que se pretende revisar o en el expediente donde cursa el proceso de revisión?
¿Puede el Juez que está conociendo del Proceso de fijación declarar la producción de la extinción de oficio sin que las partes no la hayan solicitado?

Si se declara Con lugar la pretensión contenida en la demanda de Revisión de Sentencia de Obligación de manutención, la decisión dictada por el Juez revisor, producirá como efecto suspensión definitiva de los efectos del monto o de la sentencia revisada y la modificación o supresión de los montos fijados en la misma, mediante la fijación de un nuevo monto -mayor o menor al fijado- o la desaparición del monto que se había fijado a favor del o la adolescente cuyo derecho de manutención se haya extinguido de pleno derecho por haber alcanzado la mayoridad.
Ahora bien, teniendo claro que el Juez que conoce de la pretensión de Revisión de Sentencia, cuando la declara con lugar suspende definitivamente los efectos de la decisión de origen o del monto fijado en las sentencias, ¿Qué relevancia tendría indicarle al juez que dictó la sentencia revisada, que se ha verificado de pleno derecho la extinción de la obligación de manutención, cuando ya su decisión fue revisada y no tiene ninguna eficacia jurídica a partir de la fecha de la decisión de revisión?
Siendo esto así, es obvio que la extinción de la obligación de manutención del obligado por haber alcanzado la mayoridad el beneficiario de la misma debe plantearse en el nuevo Proceso de revisión de Sentencia, y no en el expediente de origen donde se dictó la sentencia revisada, debido a que la sentencia del Juez revisor, cuando es declarada con lugar, anularía y dejaría sin efecto la sentencia revisada con relación a la materia que se está discutiendo.

Si la mayoridad del beneficiario o beneficiaria se produce después de dictada la sentencia objeto de revisión y antes de iniciarse el proceso de revisión de sentencia sobre manutención, el beneficiario o beneficiaria que haya alcanzado la mayoridad, debe solicitar en la demanda de Revisión de sentencia que se extienda la obligación de manutención del demandado -si aparece como demandante- artículo 456 LOPNNA- alegando que padece discapacidades físicas o mentales que lo incapacitan para proveer su propio sustento o que se encuentra cursando estudios que por su naturaleza le impiden realizar trabajos remunerados e indicar y consignar junto con el escrito de promoción de pruebas, los medios probatorios que pretende hacer valer (artículo 474 de la LOPNNA), para que luego sean incorporados al proceso en la audiencia de juicio (artículo 484 LOPNNA), con la finalidad de el juez de juicio al momento de pronunciar oralmente el dispositivo del fallo y en la producción de la sentencia completa, pueda aprobar extender la obligación de manutención hasta los veinticinco años de edad.
Sin embargo, si la mayoridad del beneficiario o beneficiaria se produce después de iniciado el proceso revisión del monto o de la Sentencia de manutención de manutención y antes o durante la fase de mediación de la audiencia preliminar, el beneficiario que haya alcanzado la mayoridad, tiene la carga de indicar en el escrito de contestación a la demanda junto con su escrito de pruebas -si aparece como demandado en el proceso- los medios probatorios que pretende hacer valer, (artículo 474 de la LOPNNA), y alegar como nuevos alegatos al comienzo de su exposición oral en la audiencia de juicio, que padece discapacidades físicas o mentales que lo incapacitan para proveer su propio sustento o que se encuentra cursando estudios que por su naturaleza le impiden realizar trabajos remunerados (artículo 484 LOPNNA), para que el juez de juicio una vez admitidos los nuevos alegatos –si los considera necesarios -ordene la incorporación de las pruebas indicadas en el lapso probatorio o en la misma audiencia –si la mayoridad se produjo después de la remisión del expediente al Juez de juicio- para que al momento de pronunciar oralmente su sentencia y realice la publicación del fallo completo, pueda extender dicha obligación hasta los veinticinco años de edad mediante aprobación judicial (artículo 485 LOPNNA).
En el supuesto que el demandado sea el obligado de manutención y la mayoridad del hijo o de la hija demandante se produce después de dictada la sentencia objeto de revisión y antes o después de iniciado el nuevo proceso de revisión y antes, durante o después de la audiencia preliminar, el obligado podrá alegar la extinción de la obligación de manutención de manera sobrevenida durante el proceso por haber alcanzado la mayoridad el o la beneficiario (a) de la misma, en el escrito de contestación a la demanda –si la mayoridad se produce antes de la conclusión de la fase de mediación- o como nuevos alegatos al comienzo de su exposición oral en la audiencia de juicio –si la mayoridad se ha producido después de finalizada la fase de mediación y antes de que tenga lugar la audiencia de juicio.

Sin embargo, en todos los casos señalados anteriormente, el Juez que está conociendo del Proceso de Fijación o de Revisión de obligación de manutención, deberá conforme al principio iura novit curia a solicitud de parte y aún de oficio, verificar si ha producido o no la extinción de la obligación de manutención, y pronunciarse sobre ella en su sentencia, ya que el Juez no puede desconocer la norma prevista en el artículo 383 literal b de la Ley Orgánica para la Protección de Niños, Niñas y Adolescentes, habida cuenta o a sabiendas que la obligación de manutención se encuentra extinguida.
Ahora bien, cuando no exista cumplimiento en el pago de la obligación de manutención, se cumpla de manera acorde a la capacidad económica del obligado o se cumpla en forma no acorde a los ingresos percibidos por el obligado, sin que en ninguno de los supuestos indicados se haya fijado judicialmente el monto de dicha obligación, resulta procedente la fijación del monto de la obligación de manutención.
El objeto de la fijación no es otro que garantizar el disfrute pleno y efectivo del derecho de manutención de sus beneficiarios, mediante la determinación y el establecimiento judicial del monto de la obligación de manutención.
Cuando el objeto de la pretensión sea la fijación, el juez debe establecer en la sentencia, si el cumplimiento de la obligación se efectuará de manera espontánea sin imposición o decreto de una medida provisional (cuando el obligado daba cumplimiento al pago de la obligación de manutención en forma mensual y consecutiva) o si por el contrario debe asegurarse en forma coercitiva (a través de una medida provisional).
Ahora bien, la fijación Judicial procede no solo en caso de que el obligado no haya efectuado el pago de la obligación de manutención, sino cuando habiéndolo efectuado, no exista conciliación o acuerdo entre el obligado y el beneficiario o beneficiarios respecto del monto que debe pagar el obligado y no haya sido fijado judicialmente mediante sentencia definitiva o acordado voluntariamente por las partes y homologado por el tribunal, el monto de la obligación de manutención.
La fijación también procede cuando habiéndose establecido judicialmente el monto de la Obligación de manutención, se pretenda aumentarlo o disminuirlo solicitándose la fijación judicial de un nuevo monto, mediante la revisión de sentencia o del monto de la obligación de manutención, siempre que alguno supuestos conforme a los cuales se haya dictado la decisión definitivamente firme objeto de revisión hubieren sido modificados.
Salvo los casos de extinción de la obligación de manutención expresamente contemplados en la Ley y con excepción de la conciliación, cuando exista desacuerdo entre quien debe prestar la manutención y las personas a quienes deben garantizárselos, el Derecho de manutención se garantiza Judicialmente, mediante la fijación, ofrecimiento para la fijación, o la revisión del monto de la Obligación de manutención, tal como lo señala el artículo 384 de la Ley Orgánica para la Protección de Niños, Niñas y Adolescentes.
El hecho de declarar procedente la pretensión de Fijación de Obligación de manutención no supone necesariamente el incumplimiento en el pago por parte del obligado u obligada, ya que el incumplimiento o no producido antes de la fijación Judicial, solo se toma en consideración para determinar si el tribunal ordenará su cumplimiento de manera voluntaria o de manera forzada decretando medidas provisionales que aseguren eficazmente el derecho de manutención de los o las beneficiarias del mismo.
Ahora bien, si el Juez no fija dicho monto en la Sentencia definitiva, por haberse demostrado su pago durante el proceso, no está resolviendo el conflicto y en consecuencia no satisface el interés o derecho de manutención, ya que tal interés solo puede ser satisfecho fijando la obligación de manutención que debe pagar el obligado a favor de los beneficiarios o beneficiarias.
No puede confundirse la Fijación de la obligación de manutención con el cumplimiento en el pago de la misma, ya el cumplimiento o no en el pago de dicha obligación producido antes de la fijación Judicial, solo se toma en consideración para determinar la forma de asegurarse el cumplimiento del monto que se fije en sentencia definitiva.
En consecuencia, para garantizar o satisfacer el derecho de manutención de los beneficiarios o beneficiarias, el Tribunal debe fijar en la dispositiva del fallo, el monto de la obligación de manutención que debe pagar el demandado.
En el caso bajo análisis, por no existir acuerdo o conciliación entre las partes, el conflicto radica en determinar si puede o no establecerse el monto que debe pagar el obligado a favor de sus beneficiarios o beneficiarias, el cual debe ser fijado judicialmente en sentencia definitiva, tal como lo establece el artículo 384 de la Ley Orgánica para la Protección de Niños, Niñas y Adolescentes.

Desde el punto de vista jurídico, el fundamento legal de la revisión de sentencia sobre Responsabilidad de Crianza, Régimen de Convivencia Familiar u Obligación de Manutención, está previsto en el artículo 456 parágrafo Tercero de la Ley Orgánica para la Protección de Niños, Niñas y Adolescentes, el cual que establece:
“Parágrafo Tercero. Cuando se modifiquen los supuestos conforme a los cuales se dictó una decisión sobre Responsabilidad de Crianza, Régimen de Convivencia Familiar u Obligación de Manutención, puede presentarse una nueva demanda de revisión y el juez o jueza decidirá lo conducente, siguiendo para ello el procedimiento previsto en el Capítulo IV del Título IV de esta Ley”. (Negrita del tribunal).

En la citada norma, están establecidos los requisitos que deben darse para que proceda la revisión sobre Responsabilidad de Crianza, Régimen de Convivencia Familiar u Obligación de Manutención:

A) Que se haya dictado una decisión (sentencia definitiva) declarada Con o Parcialmente con lugar, donde se hubiese atribuido el ejercicio de la custodia del hijo o hija al padre o a la madre, establecido el Régimen de Convivencia Familiar o fijado el monto de la Obligación de Manutención, a través de un Procedimiento sobre Responsabilidad de Crianza, Régimen de Convivencia Familiar, Obligación de Manutención, Divorcio contencioso, Separación de cuerpos contenciosa, nulidad de matrimonio o privación de patria potestad, o se hubiere atribuido o acordado voluntariamente por las partes y homologado por el tribunal (Arts. 315, 351, 360, 361 y 375).
B) Que esa decisión haya quedado definitivamente firme.
Para solicitar la Revisión de una decisión sobre Responsabilidad de Crianza, Régimen de Convivencia Familiar u Obligación de Manutención, es menester que la sentencia objeto de Revisión haya quedado definitivamente firme, ya porque se hubiese vencido el lapso para interponer el recurso de apelación, sin que las partes lo hubieren ejercido o habiéndolo ejercido, la sentencia dictada por el tribunal de la causa haya sido confirmada, modificada o revocada por el Juez Superior.
No puede solicitarse la modificación de la Responsabilidad de Crianza (custodia), del Régimen de Convivencia Familiar o de la Obligación de Manutención atribuida o fijada mediante sentencia definitiva cuando ésta no haya quedado definitivamente firme, ya que si el Tribunal Superior confirma, modifica o revoca la decisión del Tribunal de Primera instancia, la sentencia revisable -que hubiere atribuido el ejercicio de la custodia del hijo o hija al padre o a la madre, establecido el Régimen de Convivencia Familiar o fijado el monto de la Obligación de Manutención- no sería la del Tribunal de Primera instancia revocada o modificada, sino la sentencia del Tribunal Superior que la modificó o revoco.
C) Que se hayan modificado los supuestos conforme a los cuales se dictó la decisión objeto de revisión.
Los supuestos que sirven de base al Tribunal para dictar una decisión sobre Responsabilidad de Crianza, Régimen de Convivencia Familiar u Obligación de Manutención son muchísimos, sin embargo, uno de los supuestos o modificación de la realidad más comunes que pueden producirse o verse modificados son los señalados en el encabezamiento del artículo 369 ejusdem, en los cuales se destacan la necesidad e interés superior del Niño, Niñas o Adolescente y la capacidad económica del obligado.
La capacidad económica del obligado podrá variar por diversas causas:
El nacimiento de nuevos hijos del obligado de manutención (disminución de ingresos), terminación de la relación laboral del obligado trabajador, formación de una nueva familia del obligado –esposa, u concubina o hijos-, (nueva carga familiar), aumento del salario del obligado por ascenso en el trabajo (aumento de ingresos), extinción de la obligación de manutención del obligado por haber alcanzado la mayoridad el beneficiario o beneficiaria de la misma, por ejercer de manera individual y plena la custodia de los hijos o hijas por quienes habían sido condenados a pagar el monto de la obligación de manutención mediante sentencia judicial o cualquier otro supuesto que se haya modificado en la sentencia objeto de revisión.
En el caso de personas que no tengan dependencia de trabajo, también pueden modificarse los supuestos de una sentencia, cuando varíe la capacidad del obligado o por cualquier otra causa debidamente comprobada.

D) Que se haya presentado una nueva demanda de revisión.
Lo que significa que el proceso de Revisión de Sentencia solo puede iniciarse a solicitud de parte, razón por la cual, el juez no puede iniciarlo de oficio.
Para que pueda iniciarse un proceso de revisión de sentencia es condición necesaria que se proponga una nueva demanda ante el Tribunal de Protección de Niños, Niñas y Adolescentes.
La exigencia legislativa de proponer una nueva demanda de revisión de Sentencia supone la necesidad de hacer una distinción entre el proceso primitivo de Obligación de manutención, Responsabilidad de Crianza o Régimen de convivencia familiar donde se dictó la sentencia objeto de revisión y el nuevo proceso de Revisión de Sentencia, el cual se inicia igualmente por demanda (nueva) de forma autónoma o distinta al primero, ante el Tribunal de la residencia habitual del Niño, Niña o Adolescente para el momento de la presentación de la demanda de revisión, tal como lo establece el artículo 453 ejusdem.

E) Que el trámite de la demanda de Revisión de Sentencia se realice siguiendo para ello el procedimiento ordinario previsto en el Capítulo IV del Título IV de la Ley Orgánica para la Protección de Niños, Niñas y Adolescentes, es decir, por el Procedimiento establecido en los artículos 450 y siguientes de la citada ley.

DE LAS PRUEBAS, ANÁLISIS Y VALORACIÓN
En cuanto a la valoración de las pruebas promovidas por la parte actora el juzgador aprecia:
1). Del análisis de la copia certificada de la Sentencia definitiva sobre manutención, dictada por el extinto Juzgado Primero de Menores del Primer Circuito de la Circunscripción Judicial del Estado Bolívar, en sentencia de fecha 20 de Septiembre de 1999, en el expediente No. 4807, (folios 11 al 14 de la primera pieza), donde se pretendía probar que existía una Sentencia definitiva sobre manutención que ha quedado definitivamente firme, en la cual se había fijado el monto de la obligación de manutención en beneficio de las ciudadanas ZULISMAR YAMILETZY Y YOSELYS MARÍA NIÑO ROQUE y la mayoridad de las mismas, quienes para el momento en que se dictó la decisión que se pretende revisar eran adolescentes, se observa que no fueron tachadas de falsas por la parte contraria en su oportunidad legal correspondiente, razón por la cual, este Tribunal la aprecia con valor de documento público, conforme al criterio de la libre convicción razonada, tal como lo establece el artículo 450 literal k de la Ley Orgánica para la Protección de Niños, Niñas y Adolescentes, considerando que los hechos que se pretendían probar se demuestran a través de ella.
Sin embargo, se observa que la mayoridad de las ciudadanas ZULISMAR YAMILETZY Y YOSELYS MARÍA NIÑO ROQUE, se produjo después de dictada la sentencia definitiva que se pretende revisar, sin que dichas ciudadanas hubiese alegado en el escrito de contestación a la demanda, consignado sus pruebas en el lapso probatorio y probado en la audiencia de juicio, que padecían discapacidades físicas o mentales que las incapacitaban para proveer su propio sustento o que se encontraban cursando estudios que por su naturaleza les impedían realizar trabajos remunerados, para que el Juez de juicio en la sentencia pudiera extender la obligación de manutención hasta los 25 años, razón por la cual, a juicio de quien decide, la obligación de manutención que tenía el ciudadano JOSÉ RAFAEL NIÑO RONDÓN, respecto a las ciudadanas ZULISMAR YAMILETZY Y YOSELYS MARÍA NIÑO ROQUE, se extinguió de pleno derecho, de conformidad con lo previsto en el artículo 383 literal “B” de la Ley Orgánica para la Protección de Niños, Niñas y Adolescentes, en virtud de que dichas ciudadanas no demostraron ningún supuesto previsto en la ley para extenderla y mantenerla.
En tal sentido, se aprecia que las ciudadanas ZULISMAR YAMILETZY Y YOSELYS MARÍA NIÑO ROQUE, para la fecha en que extinto Juzgado Primero de Menores del Primer Circuito de la Circunscripción Judicial del Estado Bolívar dictó sentencia definitiva en fecha 20 de Septiembre de 1999, en el expediente No. 4807, (folios 11 al 14 de la primera pieza), no se había extinguido la obligación de manutención que tenía el ciudadano JOSÉ RAFAEL NIÑO RONDÓN, respecto a sus hijas ZULISMAR YAMILETZY Y YOSELYS MARÍA NIÑO ROQUE, razón por la cual, a juicio de este Tribunal, los supuestos conforme a los cuales el extinto Juzgado Primero de Menores del Primer Circuito de la Circunscripción Judicial del Estado Bolívar dictó su decisión quedaron modificados.
En consecuencia, este tribunal deberá suprimir o eliminar el monto que se había fijado a favor de las ciudadanas ZULISMAR YAMILETZY Y YOSELYS MARÍA NIÑO ROQUE.
2) Del análisis de las copias certificadas de la partidas de nacimientos de las ciudadanas ZULISMAR YAMILETZY Y YOSELYS MARÍA NIÑO ROQUE, (folios 07 y 09), donde se pretendía probar su minoridad y su filiación con el ciudadano JOSÉ RAFAEL NIÑO RONDÓN, se observa que no fue tachada de falsa por la parte contraria en su oportunidad legal correspondiente, razón por la cual, este Tribunal la aprecia con valor de documento público, conforme al criterio de la libre convicción razonada, tal como lo establece el artículo 450 literal k de la Ley Orgánica para la Protección de Niños, Niñas y Adolescentes, considerando que los hechos que se pretendían probar se demuestran a través de ella.
En conclusión, del examen y relación de todas las pruebas apreciadas anteriormente, a juicio de quien decide, ha quedado plenamente establecido en la presente causa, que de la relación del ciudadano JOSÉ RAFAEL NIÑO RONDÓN, con la ciudadana JENNY JOSEFINA AVILA, procrearon a la persona de las ciudadanas ZULISMAR YAMILETZY Y YOSELYS MARÍA NIÑO ROQUE, quienes para la fecha en que se dictó sentencia objeto de revisión eran adolescentes, con las copias de sus partidas de nacimiento, por haberse demostrado con ellas, la existencia de la Obligación de manutención del obligado de manutención demandante respecto de las ciudadanas mencionadas.
Que en fecha 20 de Septiembre de 1999, el extinto Juzgado Primero de Menores del Primer Circuito de la Circunscripción Judicial del Estado Bolívar del Primer Circuito de la Circunscripción Judicial del Estado Bolívar, dictó sentencia definitiva en el procedimiento de obligación de manutención, intentada por la ciudadana JENNY JOSEFINA AVILA, en su carácter de representante legal de las ciudadanas ZULISMAR YAMILETZY Y YOSELYS MARÍA NIÑO ROQUE, quienes para la fecha en que se dictó sentencia objeto de revisión eran adolescentes, que dicho Juzgado fijó como obligación de manutención a favor de las mismas.
Que los supuestos conforme a los cuales el extinto Juzgado Primero de Menores del Primer Circuito de la Circunscripción Judicial del Estado Bolívar, dictó su decisión en fecha 20 de Septiembre de 1999, quedaron modificados, debido a la mayoridad alcanzada por las ciudadanas ZULISMAR YAMILETZY Y YOSELYS MARÍA NIÑO ROQUE, con la copia certificada de citada sentencia definitiva valorada anteriormente.
En consecuencia, a juicio de quien decide, debe suprimirse o eliminarse los montos que se le habían fijado sobre su sueldo y demás remuneraciones del obligado de manutención a favor de las ciudadanas ZULISMAR YAMILETZY Y YOSELYS MARÍA NIÑO ROQUE, quienes para la fecha en que se dictó sentencia objeto de revisión eran adolescentes, por haberse extinguido la obligación de manutención del padre respecto de dicha ciudadana.
Sin embargo, conforme a las reglas de la distribución de la carga de la prueba, se observa que la parte demandada no logró desvirtuar con alguna prueba que lo favoreciera, los hechos alegados por la parte actora en la demanda, relativos a la modificación de los supuestos conforme a los cuales de dictó dicha decisión.
Por tal motivo, este tribunal considera que la pretensión debe prosperar y así debe declararse en la definitiva.
En cuanto al resto del material probatorio promovido, este Tribunal considera que resulta inoficioso su valoración por resultar procedente la demanda presentada por extinción de la obligación de manutención.

TERCERO
DE LA DECISIÓN
Por las razonamientos antes expuestas, este Tribunal de Protección de Niños, Niñas y Adolescentes de la Circunscripción del Estado Bolívar, sede Ciudad Bolívar, administrando justicia en nombre de la República Bolivariana de Venezuela y por Autoridad de la Ley DECLARA CON LUGAR, la pretensión de Revisión de Sentencia de Obligación de manutención plasmada en la demanda intentada por el ciudadano JOSÉ RAFAEL NIÑO RONDÓN, en contra de las ciudadanas ZULISMAR YAMILETZY Y YOSELYS MARÍA NIÑO ROQUE, quienes para la fecha en que se dictó sentencia objeto de revisión eran adolescentes.
En consecuencia, queda revisada mediante la presente decisión, respecto a la manutención, la sentencia definitiva sobre manutención, dictada en fecha 20 de Septiembre de 1999, por el extinto Juzgado Primero de Menores de esta Circunscripción Judicial, en el expediente No. 4807.
Quedan suprimidos todos los montos que se habían fijados en la sentencia revisada a favor de las ciudadanas ZULISMAR YAMILETZY Y YOSELYS MARÍA NIÑO ROQUE.
La presente sentencia producirá sus efectos a partir de la presente fecha (a futuro), quedando a salvo el derecho del beneficiario o beneficiaria de solicitar el cumplimiento de los montos adeudados por concepto de obligación de manutención que se hubiesen fijado en la sentencia revisada, si los hubiere.
Se revocan todas las medidas de embargo que habían sido decretadas por el Extinto Juzgado Primero de Menores del Primer Circuito de la Circunscripción Judicial del Estado Bolívar, en el expediente No. 4807, de fecha 20 de Septiembre de 1999, actualmente tramitado ante el Tribunal Segundo de Mediación y Sustanciación de Protección de Niños, Niñas y Adolescentes del Circuito Judicial de Protección del Estado Bolívar, extensión Ciudad Bolívar, en el expediente No. FH04-Z-2000-001529.
Una vez que la presente sentencia quede definitivamente firme, el Juez de Mediación, sustanciación y ejecución que le corresponda ejecutarla deberá remitir copia certificada de la presente decisión al Tribunal Segundo de Mediación y Sustanciación de Protección de Niños, Niñas y Adolescentes del Circuito Judicial de Protección del Estado Bolívar, extensión Ciudad Bolívar, en el expediente No. FH04-Z-2000-001529.
Así mismo, deberá oficiar lo conducente a la COMANDANCIA GENERAL POLICIA DEL ESTADO BOLÍVAR, a los fines de dar cumplimiento a la presente decisión.
Dada, firmada y sellada en el Tribunal Primero de Primera Instancia de Juicio de Protección de Niños, Niñas y Adolescentes de la Circunscripción Judicial del Estado Bolívar, sede Ciudad Bolívar. En Ciudad Bolívar, a los veinticinco (25) días del mes de febrero de 2011. Años: 200º de la Independencia y 152º de la Federación.

EL JUEZ TITULAR PRIMERO DE JUICIO

Abog. MIGUEL ÁNGEL PETIT PÉREZ

EL SECRETARIO DE SALA Acc.

Abog. HECTOR MARTÍNEZ JAIME.

En la misma fecha se publicó presente sentencia, dentro de las horas hábiles establecidas por este tribunal siendo la una y cuarenta de la tarde (01:40 am).

EL SECRETARIO DE SALA Acc.

Abog. HECTOR MARTÍNEZ JAIME.