viagra cialis
viagra cialis
Proyecto Socio-Educativo PDF Imprimir E-mail

Primer Congreso Latinoamericano de Niñez , Adolescencia y Familia

 MENDOZA – REP. ARGENTINA  9 al 11 de Noviembre de 2009

 

PROYECTO SOCIOEDUCATIVO Y DE CAPACITACIÓN LABORAL PARA ADOLESCENTES PRIVADOS DE LIBERTAD EN EL ÁREA DE LA ARQUITECTURA Y LA CONSTRUCCIÓN.

 

Autor: Arq. Daniel Castro Machado

Organismo: Instituto del Niño y Adolescente del Uruguay (INAU)

                                                                                             

 

AGRADECIMIENTOS:

 

Resulta de orden para quien suscribe que el presente Proyecto se inicie con un gran y permanente agradecimiento, en la persona de la Mg. María Fontemachi, al Comité Científico y al Comité Ejecutivo del Congreso por considerar el presente Proyecto de interés para  el abordaje responsable, profesional y ético de una compleja temática social como lo es la de los adolescentes privados de libertad.

 

INTRODUCCIÓN: MISIÓN Y VISIÓN

Se reconoce el Derecho a la Educación como Derecho Humano

La Educación en tanto derecho es inherente a la persona y a la vez, opera como un derecho “llave”, ya que su realización y goce “abre” el conocimiento de otros derechos”. (“Los fines de la educación básica en las cárceles en la Provincia de Buenos Aires” Prof. Lic. Francisco Scarfó.)

“El derecho al trabajo, a la vivienda a la justicia, al amor, a la educación, son factores que las políticas sociales del Estado deberían restituir para que cada vez más se pueda educar fuera de los muros de la cárcel y no tras ellos” ( “Los fines de la educación básica en las cárceles en la Provincia de Buenos Aires” Prof. Lic. Francisco Scarfó.)

 

La marcada diferencia que existe entre los pobres y los ricos, radica actualmente no sólo en que tienen menos capital, sino que además tienen menos conocimientos y posibilidades de acceso a la información” (Seminario Iberoamericano “Vivienda de interés social” Asunción del Paraguay – mayo de 2000)

 

En el marco del compromiso multidisciplinario, profesional y éticamente alineado con la Misión y Visión expuesta, el presente trabajo desarrolla la búsqueda, mediante la investigación científica ,  multi y transdisciplinaria, de las herramientas y estrategias de gestión socio-educativas, que una disciplina con un alto contenido social como lo es la Arquitectura y la Construcción (Industria que emplea la mayor cantidad de mano de obra joven no calificada), inserta en un Organismo Estatal con un objetivo esencialmente Social como lo es el Instituto del Niño y Adolescente del Uruguay (INAU),  puede realizar para reducir el grado de vulnerabilidad social de aquellos adolescentes privados de libertad , que en tanto sujetos de derecho, necesitan de “herramientas inmediatas” (educación no formal ) que les permita capacitarse, desarrollar la autoestima, mantenerse laboralmente activos, tender puentes hacia la educación formal básica y superior, mantener y/o reconstruir los vínculos familiares, durante su internación y para  que una vez liberados, al menos,  tengan la posibilidad de elegir otra forma de “supervivencia rápida y estable” que les permita integrarse dignamente y en forma permanente al sistema educativo formal, a la actividad laboral, a la familia y a la sociedad sin tener que repetir inevitablemente, los procesos y métodos de supervivencia diaria que los llevaron a delinquir.

La estrategia de estudio y fundamentación se desarrolla en tres etapas interrelacionadas a través de una metodología científica que partiendo de:

 I) Relevamiento y Análisis de información multidisciplinaria relativa a los adolescentes privados de libertad y su entorno socio-económico, educativo y familiar, arribar a un II) Diagnóstico general y orientador sobre las causas estructurales de la problemática, las cuales pautan y fundamentan la III) Propuesta Terapéutica: PROYECTO SOCIOEDUCATIVO Y LABORAL PARA ADOLESCENTES PRIVADOS DE LIBERTAD EN EL ÁREA DE LA  ARQUITECTURA Y LA CONSTRUCCIÓN.

 

 

  1. I)             RELEVAMIENTO Y ANÁLISIS DE INFORMACIÓN

 

1.-       EDUCACIÓN A NIVEL NACIONAL

UNICEF- URUGUAY en el Informe realizado por el Observatorio de los Derechos de la Infancia y la Adolescencia en Uruguay ( Marzo de 2004) sobre la SITUACIÓN EN EL GRUPO DE 13 A 17 AÑOS proporciona la siguiente información:

“El derecho a un nivel de vida adecuado:

Los adolescentes uruguayos, así como los niños, han sido tradicionalmente uno de los grupos más afectados por la pobreza.

Los datos del año 2001 mostraban que un 27.7 % de los adolescentes estaban por debajo de la línea de pobreza mientras que en el 2002 este valor aumentó al 34,6% lo que representa aproximadamente a 76 mil adolescentes. Por tanto, en Uruguay más de la tercera parte de los adolescentes del país vive en condiciones de pobreza.”

“El derecho a la educación:

Los artículos 28 y 29 de la Convención sobre los Derechos del Niño, reconocen el derecho de todo niño y adolescente a la educación, a que la misma sea ejercida progresivamente y en condiciones de igualdad de oportunidades. Esto implica que el Estado y la sociedad deben generar las condiciones para que todos los niños y adolescentes, sin discriminación alguna, puedan acceder a una educación de calidad que les permita desarrollarse hasta el máximo de sus posibilidades.

La educación de los adolescentes marcará las posibilidades de desarrollo futuro. Como muestra un reciente estudio de la ANEP, la escasa educación de los adolescentes que abandonan tempranamente el proceso educativo, significa una barrera a la entrada de los puestos de trabajo. La Educación media constituye entonces el mínimo nivel educativo al que se debe aspirar para insertarse adecuadamente en el mercado de trabajo.

En Uruguay prácticamente uno de cada seis adolescentes de entre 13 y 17 años no asiste a ningún tipo de establecimiento educativo. La situación es más preocupante entre los varones, donde el 17,2% se encuentra fuera del sistema educativo, mientras que entre las mujeres, el porcentaje alcanza al 13.2%. Este déficit en la cobertura se asocia también a la edad de los adolescentes. Conforme avanza la edad del adolescente, los niveles de asistencia al sistema educativo descienden: mientras que un 10% de los adolescentes de 14 años se encuentra fuera del sistema educativo, el 33% de los jóvenes de 17 años no asiste a la educación.”

 

2.- TRABAJO A NIVEL NACIONAL:    Ofertas y actividades laborales para los jóvenes con escasos o nulos niveles de educación.-

De acuerdo a la clasificación realizada por Mingione y Boer, las actividades de los jóvenes con baja o nula escolaridad y preparación se encuentran bajo la siguiente clasificiación: informales, delictivas, no establecidas legalmente, basadas en la reciprocidad o gratitud, destinadas al autoconsumo en el hogar y tareas domésticas.

En el mejor de los casos se desempeñan como peones en la Construcción, Ladrilleras, Bloqueras, Mercados, Fábricas, Frigoríficos, Avícolas, Talleres, etc.

 

De acuerdo al informe del Instituto de Estadísticas  (INE), la Industria que emplea el mayor porcentaje de mano de obra no calificada, y con bajos o inexistentes niveles de educación básica, es la Industria de la Construcción.

La mayoría de los jóvenes que ingresan a trabajar en la construcción como única opción laboral , carecen de las destrezas, la práctica y de los conocimientos básicos para el desempeño de las tareas básicas correspondientes a las categorías obreras: peón, peón práctico, medio oficial (herrero de obra, carpintero, albañil, revestidor,) Oficial, etc., por lo cual el trabajo contratado al cual acceden se limita a la aplicación de la fuerza física para demoliciones, carga y descarga de materiales y escombros, excavaciones, traslado manual de materiales, etc., lo cual se corresponde con los salarios más bajos , más inestables y carentes de beneficios sociales, ya que gran parte no son registrados.

Este bajo nivel educativo va acompañado por un desconocimiento de sus derechos como trabajadores así como de la Legislación correspondiente a la actividad, además desconocimiento y práctica de normas y reglas de comportamiento laboral y social, respeto a la autoridad.

Estas carencias socio-laborales de comportamiento relacionamiento y conocimientos por la falta de educación, preparación y capacitación para los escalafones obreros de la Construcción, se debe en primera instancia a la dificultad de acceso y permanencia en la educación básica, media y superior de los niños y  jóvenes nacidos y criados en barrios marginales, caracterizados por la exclusión, la pobreza y la alta inseguridad.

Se suma al aspecto anterior  la inexistencia de Instituciones que brinden fuera del Sistema Educativo Formal, la capacitación necesaria para realizar tareas y trabajos prácticos y desarrollo de destrezas, sin la condicionante de que el alumno posea determinados niveles educativos básicos, situación que actualmente deja afuera del sistema educativo una gran cantidad de adolescentes  pertenecientes básicamente a los sectores más pobres y marginados de la Sociedad.

A las dificultades y carencias asociadas al acceso a la educación formal y capacitación reconocida, se agrega imposibilidad de adquirir conocimientos prácticos durante la propia actividad laboral, así como el desarrollo de destrezas y el aprendizaje de tareas u oficios,  ya que los obreros y operarios más experimentados y capacitados, posibles “maestros”, ven a los jóvenes como una potencial y perjudicial “competencia” y no trasmiten, ni socializan los conocimientos prácticos y teóricos que poseen, por lo cual, las expectativas de superación y mejor remuneración del joven van disminuyendo con el pasaje del tiempo llevándolos a la desmotivación laboral, el incumplimiento y el abandono que inevitablemente lo conducen a optar por actos delictivos como única forma de supervivencia y satisfacción inmediata de sus necesidades básicas y las de su familia además de las impuestas por la  competitiva sociedad consumista en la cual viven.

 

“-Después que yo fui creciendo la cosa se complicó,

Al faltar para el puchero dos choleos me mandé.

            -Entonces si usted afana para poder comer

            ¿por qué es que no laburaba y se dejaba de joder?

-Laburo yo no encontraba. Tampoco mucho busqué,

con el sueldo que hoy te pagan, el afano es al revés….”

( “Cuplé del Chorro”  Murga la Menor -  Hogar Las Piedras INAME-INTERJ )

 

 

3.- POBLACIÓN OBJETIVO: ADOLESCENTES PRIVADOS DE LIBERTAD

EDUCACIÓN-SITUACIÓN SOCIO-ECONÓMICA-TRABAJO-FAMILIA-CÁRCEL

Estudio de la Universidad de la República: “Consideraciones antropológicas en torno al significado que construyen los adolescentes privados de libertad, con relación al “mundo del trabajo”  Andrea Bentancor  Bossio –.

 

“Ninguno de los jóvenes que han logrado acceder a la Educación Secundaria han podido finalizar el Ciclo Básico, en Liceo o U.T.U. o cursos brindados a través de becas en institutos privados de enseñanza técnica. La mayoría de ellos alude razones económicas para explicar esta situación de abandono del sistema educativo. Aunque también explican que los cursos no colman sus expectativas, ya que los planes de estudio se alejan considerablemente de las necesidades de acceder rápidamente a un empleo. Carecen de estimulación temprana de sus potencialidades. Su integración a los grupos escolares se ha visto expuesta desde temprana edad al fracaso desde los inicios por el hándicap cultural con que han debido enfrentarse a los programas de enseñanza y a sus compañeros de otra extracción social.

Otro de los factores que incide en el abandono del sistema educativo es el estar privado de libertad. La mayoría de sus progenitores tampoco han finalizado el ciclo escolar y no terminan de comprender que la cobertura y  la calidad educativa son poderosas armas para acceder a puestos de trabajo mejor calificados.

Se ha advertido en reiteradas oportunidades que el fracaso escolar es parte del ciclo de la pobreza, de la ineficiencia de políticas sociales y de la ignorancia. Varios estudios han marcado la estrecha correlación existente entre el aprovechamiento escolar y el nivel socioeconómico y cultural de las familias de éstos adolescentes. La pobreza y el fracaso escolar interactúan recíprocamente potenciándose una a otra. La primera condiciona a la segunda en lo que podría ser un fatal determinismo. A su vez la baja escolaridad mantiene y acentúa las condiciones de pobreza como perspectiva de vida para quienes no logran acceder a adecuados niveles de formación y capacitación laboral”.

El estudio antropológico de adolescentes privados de libertad realizado por la Universidad de la República, revela en cuanto a la conformación del núcleo familiar de éstos adolescentes los siguientes aspectos: “Se trata de familias numerosas y en la mayoría de los casos se ha producido un reacondicionamiento al interior de las unidades domésticas. El modelo de familia patriarcal, autoritaria y monogámica ha entrado en crisis. Aquí la mujer ha asumido la responsabilidad como “jefa de hogar”, a raíz de diferentes situaciones suscitadas con la figura masculina: abandono del hogar, desocupación, privación de libertad, muerte, etc.

A raíz de estas transformaciones en las unidades domésticas, algunos de estos adolescentes asumen a temprana edad, el trabajo, el cuidado de los hermanos más pequeños, así como la responsabilidad de las tareas de la casa mientras su madre sale a trabajar. En otros casos, a medida que adquieren una cierta independencia económica (por el fruto de su trabajo, o por la vía del delito), comienzan a desligarse de sus familias y al llegar a esta fase de ruptura vincular es cuando el tratamiento y la reinserción son más difíciles.

Este micro ambiente social es sumamente complejo y está lleno de contrastes.

La inseguridad económica, social y psicológica a que se ven enfrentados, dificulta el desarrollo de espacios para el desarrollo integral de sus miembros.

Muchos de ellos, como ya lo hemos expresado, no gozan del tiempo necesario para elaborar las situaciones de cambio por las que van atravesando a lo largo de su vida, así es que se ven enfrentados a asumir roles para los cuales no están preparados ni biológica ni emocionalmente. Algunos de ellos deben enfrentar la paternidad siendo menores de edad, o la responsabilidad del cuidado, la educación y la alimentación de sus hermanos más pequeños. De esta manera, el período de tránsito por la adolescencia se ve altamente reducido, con conductas que tienden a una baja tendencia a la frustración, con una capacidad de espera escasa y con un pensamiento y acción tendientes a la inmediatez. La identidad está condicionada por el entorno y la pobreza y la marginación. Se ubican en el lugar social de la desvalorización. Esta vivencia repercute en el tipo de vínculos que establecen con el mundo exterior, mostrándose demandantes, dependientes y buscando gratificaciones permanentes. Cuando sus deseos no logran realizarse la frustración lleva a que se adopten conductas de agresión y transgresión hacia el entorno.

Esta forma de organización y dinámicas internas no pueden dejar de incidir en los procesos de socialización de los hijos, en las relaciones de pareja y en el intercambio con el entorno social.

Los jóvenes llegan a una especie de pseudo adultez, enfrentados cotidianamente a la necesidad de subsistir. Terminan por integrarse al sistema productivo no porque consideren al Trabajo como un satisfactor, o como agente socializador básico que fortalezca principios y formas de vida que hacen a la identidad del trabajador como productor, no solo de bienes materiales, sino de sí mismo como actor social.

En lo que tiene que ver con la familia, ésta aparece identificada como un espacio de seguridad y apoyo, donde la figura materna se posiciona como la figura central de afecto y protección. Sin embargo esto no nula otro tipo de percepciones, lugar de agresión, hostigamiento, en donde ambos progenitores surgen como figuras de autoridad y castigo”.

 

II)      DIAGNÓSTICO         

El análisis de la información multidisciplinaria sobre los aspectos socio-educativos, culturales y económicos relacionados con los adolescentes privados de libertad y su entorno familiar  y el corte transversal de éste análisis por los ejes temáticos centrales: Educación, Cárcel y Derechos Humanos  deja entrever tras su compleja trama una multiplicidad de patologías interrelacionadas y combinadas que tienen su origen en la macroestructura social y en la carencia de efectividad y real alcance de las políticas Estatales a nivel Socio-económicas  que  afectan, fisuran, deforman y hacen colapsar las estructuras familiares más débiles, impactando directamente sobre los integrantes de éstas, en especial sobre los niños y los adolescentes que son los más débiles y  vulnerables.

Una particularidad de los jóvenes que terminan definiéndose por su relación conflictiva con la ley penal es experimentar una infancia y una adolescencia alternando entre el hogar, la calle y los institutos de menores……

(“Delito y Cultura” Daniel Míguez).

En tal sentido resulta claro que la criminalización adolescente de la pobreza está directamente relacionada con el incumplimiento de los Derechos  de Niños, Niñas  y Adolescentes establecida en la Convención de los Derechos del Niño, en especial de los más vulnerables,  víctimas de la marginación y exclusión social.

Las dos Instituciones Sociales que aparecen como las principales responsables de garantizar el cumplimiento y ejercicio de los Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes son LA FAMILIA y EL ESTADO.

Si bien se puede hacer una diferenciación de los roles, responsabilidades y obligaciones de cada institución, ambas están estrecha e indisolublemente ligadas, debiéndose tener en cuenta que la estructura Familiar y su “destino” en el tiempo y en el espacio, están en muchos aspectos condicionados por las Políticas Socio-económicas instrumentadas por el Estado.

Por tanto debemos considerar que el Estado es el principal responsable de garantizar el cumplimiento de los Derechos de los Niños, Niñas y Adolescentes y en tal sentido debe promover y gestionar las Políticas Socioeconómicas, asignándole los recursos humanos, materiales, infraestructura y logística  necesarias para asegurar  tal fin.

Resulta claramente del análisis y diagnóstico que la institución familia (célula básica de la reproducción biológica y social) posee un rol fundamental en la gestión de los Derechos de los niños y adolescentes, debiendo asumir con el Estado aquellas responsabilidades inherentes a la misma tendientes a garantizar los Derechos de sus hijos debiendo  ser incluida por tanto como una unidad participativa esencial para la gestión e instrumentación de las políticas socio-educativas y económicas del País.

A nivel Estatal-Institucional , deberá ser el INAU ( Instituto del Niño y Adolescente del Uruguay ) en coordinación con los distintos Organismos dependientes del Ministerio de Desarrollo Social y de éste con los demás Ministerios (Educación, Salud, Vivienda, Economía, etc.) integrantes del Poder Ejecutivo y de éste como tal con el Poder Legislativo y el Poder Judicial la ESTRUCTURA ESTATAL que debe generar, gestionar y ejecutar las acciones programáticas tendientes garantizar el cumplimiento de los Derechos de los Niños, Niñas y Adolescentes del Uruguay, desde el marco de una estrategia preventiva, pero incluyendo además, en función de la realidad constatada estrategias terapéuticas cuyo objetivo sea la reparación de los daños ocasionados sobre la estructura social por omisiones inherentes al cumplimiento de los citados Derechos.

En tal sentido resulta fundamental e impostergable la instrumentación a nivel Estatal de nuevas estrategias socio-educativas alternativas, fuera del sistema educativo “formal” cuyo objetivo sea la capacitación práctico-teórica inmediata de jóvenes que no poseen los niveles educativos exigidos por el sistema educativo formal, a través de la instrumentación de Programas de Capacitación específicos,  que garanticen su inserción laboral a corto plazo, reduzcan la vulnerabilidad social que genere la ruptura de los círculos de pobreza, y faciliten  la inserción del joven, al grupo Familiar y a la compleja y competitiva trama social.

La instrumentación de un Programa basado en la capacitación socio-laboral, se transforma en una estrategia previa válida para la motivación del adolescente a la autoinclusión en el  Sistema Educativo formal y restablecer y/o fortalecer los vínculos familiares.

 

 

III)     ESTRATEGIA TERAPÉUTICA: Proyecto Socio-Educativo y Laboral para Adolescentes Privados de Libertad en las Áreas correspondientes a la Arquitectura y la Construcción.-

 

1) OBJETIVO GENERAL

Capacitación de Adolescentes privados de libertad en áreas asociadas a la Arquitectura y la Construcción, con el fin de desarrollar su autoestima, sentido de responsabilidad, aprendizaje , introyección de pautas culturales en el área laboral, las cuales conjuntamente con los conocimientos y destrezas adquiridas permitirá reducir el grado de vulnerabilidad social a la criminalización de la pobreza que necesitan de “herramientas inmediatas” (educación no formal ) que les permita capacitarse, mantenerse laboralmente activos, tender un puente hacia la educación formal básica y superior, mantener los vínculos familiares durante su estadía ó reclusión y que una vez egresados o liberados, al menos,  tengan la posibilidad de elegir otra forma inmediata de “supervivencia estable” que les permita integrarse a la actividad laboral, a la familia y a la sociedad sin tener que repetir inevitablemente, los procesos y métodos de supervivencia diaria que los llevaron a delinquir.

 

2) INSTRUMENTACIÓN PROGRAMÁTICA

Si bien este estudio se basa en datos asociados a la población adolescente  del Uruguay, el Proyecto Socio-Educativo y Laboral para Adolescentes privados de Libertad, con algunas modificaciones estratégicas,  puede ser extrapolado a la República Argentina y al Sistema  de Internación con medidas privativas de libertad de adultos de ambos países considerando las grandes similitudes en las problemáticas de la macroestructura Social y Estatal.

En función del  alcance de la propuesta y las responsabilidades asociadas a las garantías en el cumplimiento de los Derechos de los Niños y Adolescentes resulta de orden que la estrategia terapéutica propuesta se gestione y ejecute desde la órbita Estatal formando parte de las Políticas de Estado a través de los Organismos e Instituciones responsables de las mismas, debiendo designar al Instituto del Niño y Adolescente del Uruguay como el Organismo Estatal encargado de la gestión.

El desarrollo del proyecto y de cada uno de los Programas que lo conforman requiere de un Equipo Multidisciplinario muy importante en tanto cada adolescente deberá ser tratado en forma individual, grupal, y familiar, debiendo partir de la concepción del adolescente en dos niveles básicos: 1) como Sujeto de Derecho, como persona real y concreta y 2) como Sujeto Social, integrante de  la Familia y de la macroestructura Social en la cual se inserta ésta.

 

 

Para la instrumentación y puesta en práctica del presente proyecto socio-educativo y laboral es necesario determinar una estrategia basada en una estructura de gestión equilibrada y sustentable, cuya puesta en práctica implica la instrumentación  simultánea de tres Programas  interrelacionados y proporcionalmente equilibrados en función del perfil de cada uno de los adolescentes beneficiarios y de su entorno familiar:

 

 

 

2.1.- PROGRAMA DE CAPACITACIÓN TEÓRICO-PRÁCTICO A TRAVÉS DE TRABAJO REMUNERADO EN EL ÁREA DE LA ARQUITECTURA Y LA CONSTRUCCIÓN:

 

FUNDAMENTACIÓN:

La Arquitectura es una disciplina Técnica con un alto contenido Social, la cual inserta en un Organismo Estatal, con un objetivo netamente social como lo es el INAU, permite y exige desde el punto de vista profesional y ético, instrumentar y desarrollar, con Equipos Docentes Técnicos multidisciplinarios especializados, un Programa Socio-educativo de Capacitación Laboral de Adolescentes en áreas asociadas a la Arquitectura y Construcción, lo cual constituirá un valioso aporte a las Políticas Socio-educativas tendientes disminuir la vulnerabilidad de los Adolescentes privados de libertad y favorecer su inserción Social una vez liberados.

 

El Programa desarrolla la búsqueda de las distintas potencialidades de  la Arquitectura y la Construcción, para que unificadas y estratégicamente gestionadas multi y transdiciplinariamente, se traduzcan y materialicen en aportes directos e indirectos a las Políticas Sociales, a la Educación y los Derechos Humanos  previendo una estructura de gestión sustentable en el tiempo y con la suficiente flexibilidad y maleabilidad  que permita su rediseño y transformación, en función de las variaciones macroestructurales que eventualmente modifiquen factores esenciales considerados inicialmente como fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas del sistema en determinado tiempo y espacio.

El objetivo del Programa se basa en el beneficio directo que obtienen aquellos adolescentes que no tienen posibilidades de acceder al conocimiento y la capacitación especializada por otros medios.

Teniendo en cuenta las características socio-educativas, disposición y expectativas individuales y grupales de los adolescentes asistidos por el Organismo, el Proyecto de capacitación a instrumentar se basa en una metodología de aprendizaje empírica, como fuente  de conocimientos directos.

La amplia gama de actividades y rubros asociados a la Arquitectura y la Construcción permite que todos los jóvenes, sin distinción de género y sin ningún tipo de capacitación previa, puedan integrarse a alguna  actividad laboral e implícitamente al proceso  socio-educativo.

En función de los distintos diagnósticos interdisciplinarios, sobre el perfil  psico-social de cada uno de los jóvenes, incluyendo un estudio sobre las destrezas, conocimientos previos, responsabilidad y fundamentalmente el nivel o grado de educación curricular formal aprobado, se deberá conformar a nivel laboral, una estructura jerárquica que se corresponderá con grados de responsabilidad individual y grupal de cada uno de los equipos de trabajo.

Dicha Estructura jerárquica deberá incluir necesariamente un sistema de promoción, ascensos escalafonarios  y de grado en base a los factores interdisciplinarios citados anteriormente, pero fundamentalmente relacionados con el nivel de capacitación laboral y especialmente con el nivel de educación académica formal adquirida.

La remuneración será diferenciada en función del grado de responsabilidad asignado en la estructura jerárquica  y en función de los aportes al equipo de trabajo que será conformada con una reglamentación del tipo cooperativa de trabajo.

Esta capacitación técnico-practica a través del trabajo remunerado en las áreas de la Arquitectura y la Construcción se deberán realizará en su totalidad en el ámbito  Estatal, incluidos los inmuebles a reacondicionar, en los cuales se desarrollarán las actividades educativas.

Estratégicamente, más allá del grado de voluntad personal de cada uno de los jóvenes internados para realizar la actividad, sería la remuneración económica en primera instancia el elemento motivador (la bujía del motor) para el arranque del proceso laboral y socio-educativo, que luego se transformará  en uno de los elementos de la sustentabilidad del mismo.

 

DINÁMICA DE TRABAJO

La experiencia acumulada por quienes ejercimos el rol de Educador en el INAU, nos permite concluir que con un responsable y correcto estudio previo de las capacidades y potencialidades individuales de cada uno de los adolescentes, incentivo, estimulación y formación estratégica de grupos, se logra la participación voluntaria y entusiasta de los jóvenes en actividades educativas extracurriculares y talleres programados, en los cuales lo pragmático se convierte en una importante fuente de conocimientos, se logra el aprendizaje y práctica de pautas de comportamiento, responsabilidades, obligaciones y derechos individuales y colectivos.

 

El interés inicial de algunos integrantes del grupo (generalmente los líderes) estimula y genera el acercamiento de los demás, ya que el adolescente se siente protagonista de una actividad distinta a la rutinaria, se gratifica aumentando su autoestima y desarrolla la búsqueda constante del liderazgo  y el respeto de sus pares en aquellas actividades en la que se destaca, lo cual lo motiva a la superación y a la búsqueda de nuevos conocimientos.

 

 

2.2.- PROGRAMA DE INCLUSIÓN Y PERMANENCIA EN EL SISTEMA DE EDUCACIÓN BÁSICA, MEDIA Y SUPERIOR:

 

FUNDAMENTACIÓN

Es de fundamental importancia que los niveles de educación aprobados durante su privación de libertad sean reconocidos luego a nivel académico ya sea por requisito legal y/o laboral, o con la finalidad de proseguir “afuera” en los estudios iniciados durante su reclusión.

Esto le permitirá obtener una “escolaridad” reconocida a nivel Nacional, así como descubrir potencialidades vocacionales que no habían aflorado por falta de estímulos.

La conformación a nivel del Programa de capacitación laboral, de una estructura jerárquica y un sistema de asensos basados en los niveles de capacitación y socio- educativos que vaya obteniendo el joven durante el proceso, asociados a un aumento de la remuneración en correspondencia con dicha estructura, estratégicamente tenderá a derivar en una lógica demanda (impulsada por los beneficios económicos, por un cierto contenido lúdico y además por la búsqueda de liderazgos) hacia  la educación formal básica, media y superior, como la “llave” hacia la superación personal, económica además del “reconocimiento social” del logro.

Conceptualmente estaríamos redefiniendo, para los adolescentes privados de libertad, su visión pesimista sobre los beneficios de la  educación formal y motivando su ingreso o reinserción  al Sistema Educativo Nacional.

Si bien la demanda de educación formal, por parte del adolescente, surge indirectamente, motivada por la necesidad de superación en otra actividad, implícitamente lo estaríamos conduciendo hacia  el ejercicio del Derecho a la Educación como Derecho Humano, el cual “opera como un derecho “llave”, ya que su realización y goce “abre” el conocimiento de otros derechos”. Prof. Lic. Francisco Scarfó.)

La definición del Programa deberá ser gestionado a nivel multidisciplinario

 

 

2.3.- PROGRAMA DE INTEGRACIÓN Y/O RECOMPOSICIÓN DE LA ESTRUCTURA FAMILIAR COMO PARTE DEL  PROCESO SOCIO-EDUCATIVO Y LABORAL DEL ADOLESCENTE PRIVADO DE LIBERTAD.

 

FUNDAMENTACIÓN

La familia constituye la célula básica de la reproducción biológica y social de cualquier Sociedad.

Por tanto todo proyecto de vida, tanto a nivel familiar así como su proyección a nivel Social está, inevitablemente condicionado por las características y la dinámica del grupo familiar en el cual se nace y al cual se pertenece por importantes y muy fuertes vínculos sanguíneos y afectivos.

Teniendo en cuenta además que este proceso socio-educativo se inicia en la familia, fue constatado y demostrado, que si ésta se encuentra en una situación de exclusión y vulnerabilidad social, dicho proceso socio-educativo a nivel familiar ni siquiera se produce, imposibilitando y/o condicionando el ingreso del niño al sistema educativo formal.

“…..Esos locos bajitos que se incorporan

con los ojos abiertos de par en par

sin respeto al horario ni a las costumbres

y a los que por su bien (dicen) que hay que

domesticar.

Niño,

Deja ya de joder con la pelota

Niño,

que eso no se dice,

que eso no se hace,

que eso no se toca………”   ( “Esos locos bajitos”  Canción de Joan Manuel Serrat)

 

En tal sentido, actualmente para ingresar al sistema educativo formal, hacer sostenible el proceso socio-educativo exigido, durante el tiempo que implica la superación de las distintas etapas del mismo, asumir los costos económicos asociados y culminar con éxito dicho proceso, es necesario que se den una importante serie de factores y condiciones directamente asociadas con la persona (alumno) , correlacionadas a su vez con las distintas etapas de su vida (niñez, adolescencia, y adultez) y simultáneamente con el grupo familiar al cual pertenece, en función de  los cambios estructurales que la familia y cada integrante sufre, en el tiempo y en el espacio  al transitar por los distintos contextos socio-económicos en los cuales se produce el proceso socio-educativo.

Resulta evidente la necesidad de integrar la Familia al proceso socio-educativo del adolescente privado de libertad al familiar como forma de recomponer la estructura familiar y sus vínculos con la finalidad de reducir el grado de vulnerabilidad social de la familia y del adolescente.

Se debe tener en cuenta que la Familia es el grupo social al cual deberá integrarse previamente  para  lograr posteriormente la  definitiva inserción en la Macroestructura Social.

Resulta estratégicamente lógico y necesario para el adolescente privado de libertad durante su proceso socio-educativo, la recomposición de la estructura de roles familiares, en tanto  la familia constituye el marco afectivo y de contención psico-social durante el proceso socio-educativo, cobrando fundamental importancia luego de su liberación, ya que quizás inevitablemente deba asumir nuevamente las responsabilidades y demandas familiares que lo llevaron originalmente a delinquir.

La remuneración obtenida por el trabajo realizado durante la capacitación laboral le permitirá al adolescente, aún privado de libertad, recuperar en cierta forma ciertos  roles familiares, trascender  los muros del encierro , lograr el reconocimiento de sus pares y adultos, así como  el desarrollo de la autoestima necesarios para el proceso socio-educativo y su posterior inserción social una vez liberado

 

Formulario de acceso



 asóciate

Cámara Argentina de Turismo
instituto de psicología
sociedad brasilera de psicología jurídica

asociados

561

Asociados hasta hoy
Intégrate, comparte aquí

synthroid buy